Antisépticos

Una herida, sea superficial o profunda puede empeorar si no tiene los cuidados adecuados. Por eso, desde que sucede debe considerarse la utilización de antisépticos, productos que previenen el crecimiento de bacterias o virus manteniendo alejadas las infecciones.

Los antisépticos pueden ser de origen natural o ser producidos en un laboratorio, donde se consiguen las concentraciones ideales para combatir enfermedades sin efectos dañinos para el paciente.

Comúnmente se utilizan en el organismo (superficie) donde se aplican de forma local en el área afectada. Los antisépticos pueden ser fungicidas (que actúan en contra de los hongos), bactericidas (contra las bacterias) virucida (contra los virus), aunque en general combinan todas sus funciones.

Sustancias antisépticas

Alcohol: este se utiliza en raspones, golpes y pequeñas heridas. No es recomendado en caso de heridas grandes pues lastima los tejidos y favorece la aparición de coágulos.

Yodo: no suele generar efectos secundarios adversos, es poco costoso.

Agua oxigenada: utilizada en concentraciones de 6%, no produce irritación en los tejidos. Beneficia la coagulación sanguínea.

Povidona yodada: su acción desinfectante se debe a que libera el yodo en sus moléculas.

Nitrato de plata: potente antiséptico que combate las bacterias presentes en el interior de los centros asistenciales. Muy útil también para desinfectar quemaduras y eliminar verrugas.

Existen en el mercado otros como la clorhexidina, la violeta de genciana y el cloruro de benzalconio.

Recuerda que cuando te hieres o rasguñas antes de tocar la herida debes lavar tus manos con agua y jabón e incluso si está a tu alcance usar guantes de látex.

Revisa qué tan profunda es. Luego debes limpiar la herida con agua (a temperatura ambiente) y jabón;  procura no usar algodón para aplicar el antiséptico así evitas riesgo de irritación e infección.  Cubre con gasa estéril.

Revisa a diario si la piel de alrededor de la herida está enrojecida, hinchada  o huele mal, señales de que puede haber una infección. Si es así busca atención médica.

Si estas en el campo y debes aplicar primeros auxilios básicos hay algunos antisépticos naturales que pueden serte de utilidad toma nota: el romero posee grandes propiedades antisépticas.

Además hay otras opciones como  el limón, la miel, la cebolla, el orégano (tritura sus hojas hasta lograr una pasta o haz una infusión bien cargada), el aloe vera (corta una hoja de la planta abre el tallo y extrae su interior gelatinoso), la miel y el eucalipto (tritura sus hojas) entre otros. 

10 artículo(s)

por página

10 artículo(s)

por página

En la presente web se utilizan cookies propias y de terceros. La navegación por la web implica la aceptación de su utilización. Si no acepta la utilización de las cookies, le solicitamos abandone esta página web cuanto antes. Para una mayor información, tiene a su disposición en nuestra política de cookies