Apósitos y Tiritas

Cuando se produce una herida en el cuerpo de inmediato comienza un proceso para restaurar los tejidos.

Los apósitos o tiritas varían en sus formas y modelos fabricados para cubrir estas distintas afecciones. De su calidad depende en gran medida la mejor y más rápida cicatrización sana (sin infección) de la herida.

Uno de los aspectos más importante es conocer las características reales de las heridas ya sean superficiales o profundas, igualmente deben atenderse de manera adecuada para no empeorarlas por no darle los cuidados necesarios.

Antes de tocar la herida o lesión de la piel debes lavar tus manos, dependiendo de la gravedad de esta lo más acertado es incluso  si dispones de ellos, colocarte unos guantes de látex.

Igualmente es importante en tanto que el especialista la revise, lavarla de inmediato con agua y jabón.

No uses algodón con alcohol pues aumenta el riesgo de irritación e infección.

Cubre la herida con gasa estéril o un apósito adecuado.

Revisa luego que tan profunda es y si necesitará puntos de sutura.

No descartes el cambio de apósitos oportuno y frecuente, evita tocar el área del apósito que estará en contacto con la herida, esta debe permanecer estéril.

Las heridas más profundas tienen mayor  probabilidad de infestarse. Revisa a diario si la piel de alrededor de la herida está enrojecida, hinchada  o huele mal, si sucede unos de estos casos puede haber una infección.

Mantente atento durante al menos los primeros cuatro días después de la lesión y si empeora busca atención médica.

Los apósitos que permiten respirar a la herida y dejan el plástico para la zona adhesiva, son ideales y los preferidos para mantener la lesión bajo revisión.

En el mercado existen desde apósitos profesionales hasta para niños con distintos ilustraciones (tiritas) y que se convierten en sus preferidos.

Cada uno brinda distintas ventajas y sin duda tanto las ampollas por calzado como las heridas de más cuidado podrán contar con una protección hasta en casos de humedad (agua).

Cicatrización de las heridas

El tiempo de cicatrización puede variar dependiendo de la gravedad de la herida, la profundidad y su ubicación.

Si la lesión es muy extensa o profunda pueden intervenir además de factores genéticos o sufrir alguna enfermedad (diabetes).

La edad de la persona reduce la capacidad de renovación de la piel.

Recuerda que:

Si la herida fue ocasionada por un objeto de metal es necesario que el médico revise si el paciente se ha vacuna contra el tétanos en los últimos 5 años.

Si el incidente fue ocasionado por un animal desconocido tu médico aplicará una vacuna contra la rabia. 

Elementos 1 a 12 de un total de 35

por página

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3

Elementos 1 a 12 de un total de 35

por página

Página:
  1. 1
  2. 2
  3. 3
En la presente web se utilizan cookies propias y de terceros. La navegación por la web implica la aceptación de su utilización. Si no acepta la utilización de las cookies, le solicitamos abandone esta página web cuanto antes. Para una mayor información, tiene a su disposición en nuestra política de cookies