Cicatrizantes

Cuando sufres una herida tu cuerpo inmediatamente comienza un proceso natural para restaurar los tejidos. Igualmente, podemos ayudar en este proceso con geles o cremas cicatrizantes.

Durante este proceso llamado cicatrización ocurren acontecimientos fisiológicos y bioquímicos en los que la piel de la epidermis es la que más rápido sana sin mostrar secuelas importantes.

Sin embargo, en el cuerpo humano no todas las heridas son iguales y muchas de ellas necesitan ayuda para sanar correctamente. Por lo general, ocurre cuando hemos sufrido un accidente importante o una intervención quirúrgica de cuidado que han afectado la apariencia de la piel, en ese caso, es necesario cuanto antes trabajar en la mejora de su tono, elasticidad y aspecto.

Para lograr sanar los tejidos afectados y lograr una cura efectiva lo primero y más importante es estar alerta desde el comienzo y evitar infecciones en el área afectada.

Productos cicatrizantes

El poder regenerador de las cremas cicatrizantes logra sanar la piel de manera más efectiva ya sea por heridas producto de accidentes o post operatorias.

Su efecto reconfortante humecta la piel al tiempo que actúa reparando el tejido afectado, lo suaviza y hasta “alisa” las cicatrices abultadas.

La mayoría de estos productos ofrecen una gran protección que en muchas ocasiones supera las expectativas aliviando además las molestias, el picor y enrojecimiento en el área.

Existen gran cantidad de componentes para fortalecer su efecto, las encuentras ricas en propóleos, sustancia producida por las abejas para reparar los daños en sus colmenas. El efecto en la piel no es solo inmediato, actuando como un potente desinflamatorio, anestésico y desinfectante, sino que ayuda a mejorar el aspecto de la herida gracias a su poder regenerador.

Otras cremas y pomadas cicatrizantes contienen ingredientes activos como extracto de centella asiática, vitamina A (perfecta para la piel), glicerina y rosa mosqueta.

La presencia también de ácido hialurónico en algunas de estas cremas cicatrizantes, resulta una alternativa muy favorecedora pues este restituye la piel desde dentro.

Encontrarás además los geles cicatrizantes auto secantes que actúan como películas finas regeneradoras del tejido que previenen la aparición de las cicatrices desde la lesión, reduciendo la inflamación y demás molestias. Además, restablecen la humedad de la piel.

Los parches de silicona se adhieren a la piel y la sanan mejorando su apariencia afectada por heridas recientes y antiguas. Son apósitos muy eficaces para reducir las cicatrices, además las previenen y actúan sobre pequeños queloides.

No se debe pasar por alto que el tiempo de cicatrización puede variar por las características propias de la lesión (profundidad, ubicación, etc.), factores genéticos o el padecimiento de diabetes o una enfermedad cardiovascular.

8 artículo(s)

por página

8 artículo(s)

por página

En la presente web se utilizan cookies propias y de terceros. La navegación por la web implica la aceptación de su utilización. Si no acepta la utilización de las cookies, le solicitamos abandone esta página web cuanto antes. Para una mayor información, tiene a su disposición en nuestra política de cookies