Golpes y geles de masaje

Resulta que cuando una persona se da un golpe debe recibir especial atención, principalmente para revisar si la contusión recibida es más fuerte de lo que se piensa.  

Al recibir un golpe en el  área afectada puede hincharse o presentar otras complicaciones.

Lo primero que hay que aplicar en caso de sufrir por un golpe es frío en el área, envolver hielo en un pañuelo, realizar una compresa, lavar en el agua fría del grifo o utilizar una bolsa de congelados. Un gel de masaje especial para calmar la hinchazón y el dolor puede resultar adecuado.

La mayoría de estos geles y pomadas para golpes contienen árnica, una planta con propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Los productos con árnica estimulan la circulación sanguínea y además son muy eficaces en casos de post-cirugía.

Revisa a la persona afectada para ver si tiene cuerpos extraños incrustados, si los huesos están duros o ceden.

Si la inflamación en la zona afectada raya en la deformación y  poca movilidad quizá haya una fractura ósea, para determinarlo con propiedad se necesitará una radiografía  que confirme el diagnóstico.

En todo caso lo mejor es evitar movimiento en el área, retira la ropa y otros artículos que le ajusten a la persona, inmoviliza la fractura en la posición en que está para evitar el dolor. 

Acude de inmediato al centro de salud más cercano.

Si la zona afectada es la cabeza lo primero que se debe considerar es una pérdida de conciencia, además de estar pendiente de cualquier comportamiento extraño que presente la persona.

Otros síntomas de atención inmediata son: dolor de cabeza que no cede, somnolencia y vómito.

Vigila el estado de la persona durante las siguientes 24 horas y en caso de presentar alguna de las complicaciones anteriores, acude al médico de inmediato.

Geles de masajes

Son parte de una fricción en el cuerpo que busca aliviar tensiones, dolores musculares y estrés.

Esta técnica puede ayudar en muchos casos y se trata de la presión en los tejidos exteriores del cuerpo que involucra los músculos, tendones y articulaciones.

Son innumerables los productos con los que se aplican masajes tanto para relajar el cuerpo como para aliviar dolencias específicas en muchos casos como las de deportistas que buscan en esta técnica una solución para dolores o padecimientos crónicos.

Los masajes ayudan a  disminuir los dolores, reducir la inflamación, mejorar la cicatrización de las heridas.  Y van más allá mejorando dolencias como problemas estomacales y fortalece el sistema inmunológico.

Un mansaje logra en la persona una sensación de calma aportando además elasticidad y suavidad a la piel.

 

5 artículo(s)

por página

5 artículo(s)

por página

En la presente web se utilizan cookies propias y de terceros. La navegación por la web implica la aceptación de su utilización. Si no acepta la utilización de las cookies, le solicitamos abandone esta página web cuanto antes. Para una mayor información, tiene a su disposición en nuestra política de cookies