Termómetros

El cuerpo humano se puede ver afectado por gran cantidad de padecimientos derivados de infecciones virales, enfermedades crónicas, mala alimentación y otra gran cantidad de factores.

En el mercado abundan variedad de aparatos que favorecen la medición que debe hacerse de los valores en el cuerpo humano cuando estamos propensos a estos padecimientos, por ejemplo, los termómetros y tensiómetros.

En el caso de los termómetros, nos permiten saber cuándo tenemos unas décimas de temperatura demás. La fiebre actúa como mecanismo de defensa ante posibles infecciones (respiratorias, de garganta, oídos, urinarias y otros padecimientos) así, lo primero que debemos tener claro es que la temperatura normal está entre los 35º C o 37º C si aumenta a modo de calentura aunque sea o más delicado aún superior a 38º, es preciso conocer cuanto antes los motivos.

Los diseños de termómetros más ventajosos son los fabricados para los más chicos de la casa. Logran que tomarle la temperatura a los bebés y niños pequeños no sea un asunto complicado. Los termómetros digitales acaparan la preferencia, los hay además con forma chupete, para oído y frente, con una voz que te dice cuál es la temperatura de la persona y muchos más.

Recomendaciones generales:

Una vez se conoce la causas de la fiebre y se adelanta el tratamiento médico, el afectado sea cual sea su edad lo más acertado es guardar reposo, consumir agua natural con frecuencia, no abrigarse en exceso y evita reposar cerca de las corrientes de aire.

3 artículo(s)

por página

3 artículo(s)

por página

En la presente web se utilizan cookies propias y de terceros. La navegación por la web implica la aceptación de su utilización. Si no acepta la utilización de las cookies, le solicitamos abandone esta página web cuanto antes. Para una mayor información, tiene a su disposición en nuestra política de cookies