Higiene Íntima

A medida que vamos sumando años de edad, se hace imperativo que aprendamos hábitos de limpieza básicos para nuestro cuerpo en especial de las zonas que quizá no están muy expuestas, pero deben asearse de manera cotidiana para que permanezcan saludables.

En las mujeres la vagina, por ejemplo, suele defenderse de ciertos agentes externos que la atacan, pero la excesiva o deficiente higiene íntima, aunado claro está a ciertas variaciones hormonales y el uso prolongado de algún antibiótico, pueden convertirse en una amenaza.

En cuanto a la higiene íntima preventiva en el mercado existen gran cantidad de geles y jabones que facilitan la higiene vaginal incluso toallitas húmedas para utilizarlas en esa zona.

Es importante sobre todo atender la higiene íntima en las diferentes etapas de la vida de una mujer.

Higiene íntima femenina durante nuestras diferentes etapas

Las niñas deben aprender cómo lavar sus zonas íntimas ya que es una rutina que la acompañará toda su vida y le ayudará a evitar infecciones.

Limpiarse de adelante hacia atrás, utilizar un papel adecuado, hacerlo con productos suaves con un pH que no alteren la flora vaginal y utilizar prendas íntimas preferiblemente de algodón son hábitos diarios que deben conocer las mujeres en sus primeros años.

Ya más crecida cuando llegue la menstruación debe aprender que es un momento en el que debe atender otras medidas de higiene regulares extra, ya que son unos días en los que el área genital permanece húmeda por la sangre expulsada frecuentemente, lo que aunado a que “el pH vaginal disminuye su acidez”, puede convertir la zona en un caldo de cultivo para la aparición de infecciones. Así que una de las mejores recomendaciones es cambiar con regularidad la compresa o tampones utilizados, aunque no se expulse demasiado flujo. Además de lavar con un jabón suave el área íntima.

En el embarazo, por su parte, se debe atender con especial atención una buena higiene íntima con los productos adecuados pues una infección puede afectar al feto, provocar un parto prematuro o hasta un aborto.

En este período el pH vaginal se torna más ácido lo que facilita la aparición de infecciones y puede originar además picores e irritación.

Ya en la menopausia, el pH vaginal  de la mujer se altera y adelgaza la mucosa de la vagina, lo que la hace más vulnerable a infecciones. Esto aunado a la poca secreción de flujo lo que causa más sequedad vaginal.

Para contribuir a tu salud íntima además de una buena higiene, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Bebe abundante agua durante el día.
  • Toma probióticos bien sea los contenidos en el yogur o en cápsulas para mantener alejadas las infecciones bacterianas.
  • El jugo de arándanos es una excelente opción para proteger y limpiar las vías urinarias cercanas a la zona íntima. Además “equilibra el pH del área vaginal y combate las bacterias que puedan alterarla”. 
  • No olvides consultar al médico ante cualquier cambio en la cantidad, olor o color del flujo vaginal.

En el caso de la higiene íntima masculina, el hombre debe aprender a lavar muy bien sus partes íntimas al menos una vez al día. Después de asear la zona, debe dejarla bien seca.

Además procurar usar ropa interior poco ajustada y de algodón (para reducir la transpiración y olor continuo).

No aplicar lociones o desodorantes  en el área genital que puedan irritarla.

12 artículo(s)

por página

12 artículo(s)

por página

En la presente web se utilizan cookies propias y de terceros. La navegación por la web implica la aceptación de su utilización. Si no acepta la utilización de las cookies, le solicitamos abandone esta página web cuanto antes. Para una mayor información, tiene a su disposición en nuestra política de cookies