Cepillos manuales

La higiene dental requiere constancia y el uso de las herramientas de limpieza más eficaces. Los cepillos de dientes son una de las más eficientes y conocidas herramientas de higiene dental combinado con los dentífricos. Varían en tamaño, forma y textura, también en longitud, dureza y disposición de cerdas.

Con las nuevas tecnologías ha surgido la disyuntiva sobre la eficacia del cepillo convencional (manual) frente a las ventajas del eléctrico; pues muchos odontólogos recomiendan estos últimos dado que llegan a zonas inalcanzables de la cavidad bucal aunque el paciente puede lograr efectos similares con el cepillo manual desarrollando una mejor técnica y frecuencia del cepillado.

Cepillo convencional: sigue siendo el más utilizado, puede ser ultrasuave, suave, normal o duro en función de calidad de sus cerdas. Suele tener máximo unas 4 tiras de cerdas.

Cepillo eléctrico: funciona de forma autónoma de manera horizontal y vertical, con unos leves movimientos de la mano alterna direcciones vibrando para remover mejor la placa y restos de alimentos. 

Irrigador dental

El uso del irrigador dental no sustituye al cepillado, solo lo complementa. Esta combinación logra una mejor higiene bucal.

Además favorece la salud de las encías, reduce la aparición  de caries, la halitosis (mal aliento), el sangrado e inflamación.

 Es indicada para quienes persiguen una higiene más profunda y eficaz. 

Elementos 1 a 12 de un total de 23

por página

Página:
  1. 1
  2. 2

Elementos 1 a 12 de un total de 23

por página

Página:
  1. 1
  2. 2
En la presente web se utilizan cookies propias y de terceros. La navegación por la web implica la aceptación de su utilización. Si no acepta la utilización de las cookies, le solicitamos abandone esta página web cuanto antes. Para una mayor información, tiene a su disposición en nuestra política de cookies