Ortodoncia

Lucir una sonrisa sana y perfecta es posible gracias a la ortodoncia que identifica, previene y resuelve las alteraciones (como mal posiciones) de las piezas dentales a través de la fuerza controlada de aparatos fijos o removibles.

La ortodoncia puede ser aplicada a cualquier edad siendo más efectiva en la edad temprana (niñez) en la que se identifican mejor las patologías anormales que pueden ser corregidas en menos tiempo con aparatos, incluso removibles, que permiten un tratamiento más corto y menos invasivo.

La ortodoncia no se aplica solo como tratamiento estético, sino que se convierte en una necesidad cuando el paciente sufre afecciones importantes que impiden hasta una buena pronunciación producto por ejemplo de un amontonamiento severo de los dientes.

También la mala masticación de los alimentos puede afectar al paciente de manera severa, una mala mordida se refleja en la salud de toda la boca y en la articulación de la mandíbula. Las fallas en la correcta mordida pueden ocasionar un desgaste anormal de los dientes y daño posterior en encías y hueso.

Higiene y cuidados de unos dientes con ortodoncia

Unos dientes desviados son difíciles de mantener aseados y esta mala higiene puede contribuir a la caries dental, sarro e inflamación de las encías. 

Así que si ya te has decidido y  te has sometido a un tratamiento de ortodoncia revisa las distintas opciones de productos en el mercado para mantener unos dientes en buen estado. Toma nota de estos sencillos consejos:

En cuanto al cepillo dental que utilices asegúrate que su tamaño se adecue a tu boca y con él alcances todos los lugares difíciles de limpiar, sus cerdas no deben ser tan fuertes que te maltraten, al usarlo escoge más bien uno regular (tampoco muy suave). Cambia de cepillo cada 4 meses máximo o cuando notes un desgaste significativo de este.

Un cepillo interproximal puede ayudarte a llegar a ciertos lugares cuando debas limpiar tus dientes sobre todo si tienes brackets.

En caso que notes algunas lesiones en el interior de tu boca producto del roce de los brackets, la cera dental es una excelente opción mientras te adaptas a los nuevos aparatos.

El cepillado diario es fundamental, no olvides usar seda dental después de este. Enjuaga luego con un colutorio específico para ortodoncia de esta manera te brindarán el alivio necesario.

Si te colocaron solo aparatos removibles procura mantenerlos aseados en todo momento utilizando tabletas desinfectantes que se pueden disolver en agua. 

Informa a tu ortodoncista si  te has colocado aparatos fijos y sientes mucho dolor,  un analgésico suave de venta libre quizá puede ayudarte.

2 artículo(s)

por página

2 artículo(s)

por página

En la presente web se utilizan cookies propias y de terceros. La navegación por la web implica la aceptación de su utilización. Si no acepta la utilización de las cookies, le solicitamos abandone esta página web cuanto antes. Para una mayor información, tiene a su disposición en nuestra política de cookies